domingo

Cerremos bocas.

Voy a sentir cosquilleo hasta en la punta de los dedos de mis pies. Voy a dejar que la adrenalina pase a ser el sinónimo de mi nombre y voy a destrozar las agujas del reloj. Sentiré el viento en mi cara, luchando por mover esta figura que le desafía. Deambularé hasta tarde con el sonido de mis tacones como acompañante principal. Te voy a dejar sin palabras, cogiendo aliento, como es natural. Hay que acercarse mucho al huracán para encontrar la calma. Voy a tirarme a la piscina, sumergirme en mis decisiones y apencar son las consecuencias, que seguramente, me darán todas igual, de vez en cuando. Voy a cerrar unas pocas bocas chicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario